February 9, 2023
Fútbol de Notre Dame: sentimientos iniciales fuera de temporada


La temporada de Notre Dame ni siquiera ha terminado en tres semanas completas y los fanáticos ya preguntan, ¿qué sigue? ¿Hacia dónde va el equipo desde aquí? ¿Cuán diferentes se verán los irlandeses la próxima vez que los veamos en el juego Azul y Oro esta primavera en comparación con cómo lo hicieron en la victoria del Gator Bowl sobre Carolina del Sur?

Esta pequeña brecha en la acción proporciona el punto de introspección perfecto desde el cual observar las áreas del equipo para realizar un seguimiento de la progresión. ¿Qué áreas tienen tendencia al alza, tendencia a la baja o se mantienen? ¿Cuánta mejora se puede esperar del año uno al año dos en un nuevo régimen?

Exploremos en profundidad algunas de estas dinámicas a corto plazo.

El comienzo de la estabilidad QB de alto nivel

22 de septiembre de 2018; Winston-Salem, Carolina del Norte, EE. UU.; El mariscal de campo de Wake Forest Demon Deacons, Sam Hartman (10), pasa el balón en el primer cuarto contra Notre Dame Fighting Irish en BB&T Field. Crédito obligatorio: Jeremy Brevard-USA TODAY Sports

Una cosa que le ha faltado a Notre Dame durante la mayor parte de la era de Kelly fue un juego de mariscal de campo consistentemente superior al promedio. Con suerte, transferencia de graduación [autotag]sam hartman[/autotag] puede comenzar a estabilizar esta dinámica y comenzar una nueva tendencia para los mariscales de campo irlandeses. Ser élite o estar cerca de ella.

Detrás de Hartman, [autotag]Tyler Buchner[/autotag] y jóvenes [autotag]Kenny Minchey[/autotag] y [autotag]CJ Carr[/autotag] será el próximo en la fila para competir. Esta agrupación es una mejora clara del talento, muy necesaria y bienvenida. Este es el talento más acumulado en la sala de mariscales de campo de Notre Dame de cosecha reciente. Pagará dividendos.

Reponer Línea Defensiva

27 de noviembre de 2021; Stanford, California, Estados Unidos; Notre Dame Fighting El liniero defensivo irlandés Jayson Ademilola (57) celebra con el liniero defensivo Justin Ademilola (9) después de una captura durante el tercer cuarto contra el Stanford Cardinal en el Stanford Stadium. Darren Yamashita-USA TODAY Deportes

Si bien muchas señales parecen indicar que la ofensiva irlandesa está en aumento, esto no significa que la defensa pueda dar un paso atrás. La realidad es que con las salidas de [autotag]Isaías Foskey[/autotag] y [autotag]jayson ademilola[/autotag]el frente defensivo es un poco incómodamente delgado en este momento.

Ser fuerte contra la carrera es siempre la máxima prioridad para la defensa irlandesa. Esta es una identidad basada en la fisicalidad que Notre Dame quiere mantener. Quizás transferencia reciente de OSU [autotag]Javontae Jean-Baptiste[/autotag] puede tener un impacto inmediato? Esta es un área superior para ver entrar el próximo año.

Juego de apoyador mejorado

23 de abril de 2022; Notre Dame, Indiana, Estados Unidos; Notre Dame Fighting El apoyador irlandés Marist Liufau (8) señala a sus compañeros de equipo en el segundo cuarto del Juego Azul-Oro en el Estadio Notre Dame. Crédito obligatorio: Matt Cashore-USA TODAY Sports

Al entrar en 2022, se proyectó que este grupo sería uno de los más confiables del equipo. Sin embargo, no se sentía así los sábados. Parece que los patrocinadores también llegaron solo un segundo tarde la mayor parte de la temporada. Para llegar a casa en un bombardeo. Para arrojar un bloque. Reconocer una formación. Fue simplemente decepcionante.

La buena noticia es que esta es un área que Notre Dame ha reclutado muy bien recientemente y debería haber muchos jugadores jóvenes ansiosos por reclamar tiempo de juego el próximo año. Los mejores apoyadores siempre “sienten” el juego más que pensarlo. Espero un cuerpo de LB mucho más cerebral el próximo otoño.

Mantener el ambiente de los equipos especiales

5 de noviembre de 2022; South Bend, Indiana, Estados Unidos; Notre Dame Fighting El apoyador irlandés Jordan Botelho (12) bloquea un despeje del pateador de Clemson Tigers Aidan Swanson (39) en el primer cuarto en el Notre Dame Stadium. Crédito obligatorio: Matt Cashore-USA TODAY Sports

Durante años me quejé de que Notre Dame no utilizaba lo suficiente los equipos especiales. Simplemente no estaba siendo enfatizado bajo el último pentagrama de la forma en que ahora está bajo el “Manejador de Havoc” [autotag]brian albañil[/autotag]. Es glorioso verlo y los premios de entrenador que ha obtenido son bien merecidos.

El desafío para este grupo es mantener la intensidad. Guarde este estándar de juego. Este grupo está entre los cinco primeros en casi todas las categorías estadísticas que hay en Equipos Especiales, pero mantener estos números es una tarea completamente diferente. Este grupo es un arma especial que debe seguir siéndolo.

Consistencia general

SOUTH BEND, INDIANA – 15 DE OCTUBRE: Audric Estime #7 de Notre Dame Fighting Irish anota un touchdown contra Stanford Cardinal durante la segunda mitad en Notre Dame Stadium el 15 de octubre de 2022 en South Bend, Indiana. (Foto de Michael Reaves/Getty Images)

Siento que es perfectamente natural esperar ver una operación más consistente de Notre Dame en el año 2 de Freeman. El año 1 siempre iba a ser algo así como una calibración sin importar qué. Simplemente había demasiados cambios a la vez para que no los hubiera.

Encontrar un “piso” de juego estable será clave para Notre Dame en 2023. No puede haber más “Marshalls” o “Stanfords” en el futuro. Realmente espero ver una estabilización tanto del juego de Notre Dame como de mis niveles de presión arterial el próximo año cuando Freeman y sus muchachos se instalen.

Para obtener más noticias y notas irlandesas, siga a John en Twitter. @alwaysirishINC, Siempre irlandés en Youtube y/o su proveedor de podcasts de audio preferido.

La historia apareció originalmente en Fighting Irish Wire





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *